Tienes tu producto, ese que haces mejor que nadie con tus manitas ó que compras a tu proveedor secreto para ser el único que venda algo así en un montón de kilómetros a la redonda. También puede ser que tu producto seas tú mismo y lo que vendas sea un servicio, ese que prestas tú a tu manera y con todas las garantías… Sea lo que sea que hagas, para poder vender tendrás que poner un precio a tu producto o servicio, a lo que ofreces.

Lo primero que tienes que grabar a fuego en tu nueva mentalidad de empresario es que el precio no se pone a ojímetro, sino basándose en algo objetivo. Siento darte el disgusto pero no hay nada más objetivo que los números así que ha llegado el momento ponerte las gafas de tacañona y hacer unos cálculos la mar de sencillos.

Piensa en tu producto, cógelo entre las manos y míralo con ojos de empresario. En lugar de una dulce muñequita de fieltro ó unos lindos patucos de punto ahora necesitas ver tu producto como la suma de costes que es.  Coge papel y lápiz y ve apuntando tus respuestas a medida que respondes a las siguientes preguntas.

  • ¿Cuánto te cuesta fabricar/comprar una unidad de tu producto? Haz una lista con  TODOS los materiales empleados, lo que te han costado y los gastos que te haya podido generar el proceso de fabricación/compra
  • ¿Cuánto te cuesta el packaging, las etiquetas y los gastos de envío de cada unidad de producto vendida? Si hay algún coste más relacionado con la venta (PayPal, costes tienda online,…) añádelos también
  • ¿Cuánto tiempo tardas en comprar los materiales, fabricar tu producto, empaquetarlo y enviarlo?
  • ¿Qué margen quieres obtener?

Los dos primeros puntos sirven para saber cuánto te cuesta producir/comprar tu producto pero es imprescindible no olvidar que tu tiempo también tiene valor, y mucho. Nadie trabaja gratis y esto no es una ONG así que debes añadir al coste de producción el coste de mano de obra. Piensa que, si lo hiciera otra persona, te cobraría por ello así que esta es una buena base para empezar a calcular.

Calcular los costes de producción/adquisición de tu producto te resultará relativamente sencillo porque las cifras te vienen marcadas por las facturas y tiquets. Calcular el precio de tu propio tiempo puede parecer algo más complicado pero en realidad no tiene por qué serlo: la clave está en valorarlo como si fuera el de alguien que trabajase para ti. Para calcular el coste de una hora de tu trabajo, piensa cuánto le tendrías que pagar a una persona que trabajase para ti y divide ese sueldo mensual entre el número de horas trabajadas en un mes (160 horas, si es jornada completa; 80 horas, si es media jornada). Si ahora multiplicas el coste de una hora de trabajo por el número de horas que empleas en fabricar cada unidad de producto, ya tienes calculado el coste de mano de obra por unidad de producto. De esa forma, sabrás cuánto vale en euros el tiempo que has trabajado.

Recorte 1

Una vez  calculado el coste de tu producto, el precio de venta se calcula añadiendo a dichos costes el margen comercial que hayas establecido.

Recorte 2

Ejemplo:

Supongamos que vendo unos patucos preciosos que hago de punto con un patrón chulísimo que me he inventado yo solita. Cada madeja de lana me cuesta 3 € y me da para hacer 10 pares de patucos. El packaging, los gastos de envío y la comisión de PayPal me salen por 4 € y como la oficina de Correos está justo enfrente de mi casa, puedo ir andando a hacer los envíos (coste = 0 € por desgaste de zapato).

Coste de producción = 0,30 € (lana) + 4 € (packaging y envío) = 4,30 €

Además me he cronometrado y sé que tardo dos horas y media en tejer, empaquetar, escribir una nota de agradecimiento y enviar un par de patucos. Partiendo de la base de que vivimos en un país de mileuristas voy a suponer que, si tuviera que pagar a alguien a jornada completa para que hiciera todas estas cosas por mí, le pagaría 1.000 € al mes. El cálculo es bien fácil:

Horas trabajadas (jornada completa) = 40 h/semana x 4 semanas/mes = 160 h/mes

Coste por hora = Salario/horas trabajadas = 1.000 € mes / 160 h mes = 6,25 €/hora

Si según mis cálculos cada hora de trabajo tiene un coste de 6,25 € y sé que cada par de patucos me lleva 2 horas y media, quiere decir que cada par de patucos que teja, empaquete y envíe tendrá un coste de 15,62 €:

Coste mano de obra = Coste por hora x Horas empleadas en fabricar 1 ud producto        = 6,25 €/h x 2,5 h/ud = 15,63 €/ud

                   Coste total fabricación = Cte. producción + Coste mano de obra =                  = 4,30 € +15,63 € = 19,93 €

He estado haciendo mis cálculos y he llegado a la conclusión de que quiero obtener un margen del 10%:

Margen = Coste total fabricación  x 10% = 19,93 € x 10% = 1,99 €

Luego el precio de mis patucos es:

   Precio de venta = Costes de producción + Coste de mano de obra + Margen =   = 4,30 € + 15,63 € + 1,99 € = 21,92 €

Mi opinión

Merece la pena invertir un rato en hacer estos cálculos para estar seguro de que no vas a perder dinero con tu producto ni estás infravalorando tu trabajo. Es imprescindible que sepas cuánto te cuesta fabricar o comprar tu producto porque el precio de venta es la base para calcular tus ingresos.

Aunque es un poco pronto para ponernos a hablar del IVA creo que es necesario hacer aquí una pequeña puntualización al respecto. Como veremos más adelante, dependiendo de la actividad que desarrolles estarás obligado a presentar declaración de IVA o no. Si estás entre los que no tienen que presentar declaración de IVA, al hacer estos cálculos debes considerar como gasto el importe total de las facturas de compras y gastos (el IVA también); en cambio, si eres de los que sí tienen que declarar IVA, a la hora de hacer los cálculos deberás considerar sólo la base imponible de las facturas (sin incluir el IVA) puesto que el IVA lo liquidarás trimestralmente. Más adelante hablaremos del IVA largo y tendido, no sufras.

17 pensamientos sobre “CÓMO CALCULAR EL PRECIO JUSTO DE TUS PRODUCTOS”

  1. Hola!
    Me ha encantado recibir la newsletter esta mañana, gracias miiiiiiiiil por tomarte esta molestia para ayudar a tanta gente que vamos taaaaaaan perdidas 😀

    Yo tengo alguna duda sobre esto de los calculos del precio. Si tienes pensado trabajar con tiendas, o venderles a tiendas en algun momento, no se supone que tendrias que doblar el precio, o al menos tener un margen mayor, para luego poder ofrecerles un precio mas bajo a estas?

    Aunque me imagino que a lo mejor tienes preparado un post por el estilo en algun momento, asi que a lo mejor me estoy adelantando a los acontecimientos ^^

    De todas formas, gracias por todo!
    Que tengas una semana genial!!

  2. Se me ha adelantado Lupe, venía a hacer la misma pregunta, se han puesto a veces en contacto conmigo tiendas, a las que les he dicho que como mucho puedo hacerles un 10% de descuento, y ni siquiera se han molestado en contestar, sólo hubo una que abiertamente me pidió el 40%. pero claro para mi.. inasumible.

    1. Emma, las tiendas por lo general como mínimo quieren un 40 %. Entonces para asumir esa rebaja en mis productos, utilizo la siguiente regla de descuento: Me ahorro: Preparación del pedido, Packaging, Desplazamiento a correos y su correspondiente tiempo de espera y asumo ese coste como gasto de publicidad ya que a través de las tiendas llego a más gente. Qué opinas Sara? y vosotras qué opináis???.

      1. Hola chicas!
        Estoy de acuerdo con lo que dice Rosa, se nota que le ha dado unas cuantas vueltas al tema ya.
        En el ejemplo que he puesto, he intentado recoger de alguna forma el proceso completo desde que fabricas el producto hasta que llega al consumidor final. En caso de que haya intermediarios, hay algunos costes que te podrás ahorrar como por ejemplo el packaging, los gastos de envío postal y las comisiones de PayPal. También ahorrarás tiempo porqueno tendrás que empaquetar, ni esperar colas en correos ni escribir notas de agradecimiento, así que se recalcularían los costes de producción. Por el contrario, tendrás un coste adicional, que será la comisión que se quedan en la tienda.
        La solución para calcular el precio del producto sería considerar la comisión de la tienda como gasto.
        De todas formas, la semana que viene el post tratará sobre los gastos del negocio. Una vez que lo veáis sabréis a ciencia cierta cómo calcular los gastos de producción.
        Besos!!!!

  3. Gracias por tu regalito en la newsletter!!!!!. Este post me lo leeré con mucho detenimiento ya que aquí hay “mucha miga”. Excelente comienzo!!!!. Mil gracias y abrazos para tod@s!!!!.

  4. Hola Sara, me ha encantado el regalo de la newsletter! Mil gracias!
    Este primer post es súper interesante, ya tenemos trabajo! Habrá que leerlo con más calma y con la calculadora en la mano a ver qué sale, el ejemplo es estupendo, así será mucho más fácil realizar los cálculos.
    Muy buen comienzo!!!
    Un besin
    Saludos a todo el mundo!

  5. uff no me preguntéis por que, pero no había recibido vuestras respuestas, gracias, intentaré recalcular esos costes que me comentáis ya que por el momento, yo ofrezco solo el 10% a las tiendas (lógicamente no contestan nunca una vez reciben mi mail) y últimamente les comento que si compran mas de 10 unidades un 15%. así que lo estudiaré a ver si puedo asumir un descuento superior.

    1. Hola Emma! Intenta hacer los cálculos y, si tienes algún problema, envíame los datos en un email y le echo un vistazo a ver cómo lo veo.
      Besoooosssss

  6. Buffff… No veas lo bien que me va esto ahora… en pleno business plan, intentando poner en papeles y excels lo que mi proyecto supone, es y necesita esto es una ayuda que ni las de Amstrong! 😀 Y encima lo das masticado! (no se por qué no me ha llegado tu newsletter, diría que estoy apuntado!)

  7. ¡Ole y ole! Esto es algo que todo el mundo debería tener muuuuuuuy claro. Yo creo que los cálculos los llevo bien, si vendo es para sacar beneficio, y si con mis precios no vendo pues será que tengo que dedicarme a otra cosa (o abaratar costes), pero no puedo ponerme a bajar los precios porque sí… sin embargo hay mucha gente a la que creo que hay gastos que se les escapan a la hora de poner precio, y los acaban asumiendo ellos sin darse cuenta ¡y me da una pena! luego los ves preguntándose por qué sigue sin ser rentable el negocio, si ellos venden… últimamente hasta me estaba planteando hacer yo una entrada de este tipo en mi blog, creo que es muy necesaria, pero desde luego tu explicación es impecable, queda todo claro como el agua ¡muchas gracias por poner algo así en nuestro camino!

  8. Me alegro muchísimo de que os guste y sobre todo de que os resulte útil. El próximo martes hablaremos sobre los gastos, así que ¡estad atentos!

  9. Hola, fiscadummies!

    He estado viendo tu debate sobre establecer los costes de tus productos. Me ha encantado. Tengo una pregunta para tí: ¿qué opinas entonces sobre este debate que he creado en linkedin? Este es el enlace: http://lnkd.in/dfZfc-z

    El problema que planteo quería enriquecerlo con tu visión sobre este debate que lleva generandose desde que se desencadeno la crisis, que al sector de las autoescuelas le cogió de lleno. La cuestión es saber cuánto debe costar una clase práctica en una autoescuela. Pero también me gustaría extenderlo a otros aspectos de esta actividad empresarial y profesional. Por ejemplo: ¿a cuánto tendría que cobrar la teórica? Ten en cuenta que para ser profesor de formación vial, algunos hemos pagado unas cuantías en nuestra formación que queremos que repercuta en nuestros servicios porque creo que no es sólo cuestión de justicia, sino de dignidad profesional.

    Podría facilitarte todos los costes fijos que precises. Piensatelo y ya me comentas si nos lanzamos a este debate.

    Deseo tu respuesta y tu contestación.

    En fin, un saludo y buen fin de semana.

    1. Hola Juan Manuel,

      Me alegro mucho de que te haya gustado mi artículo, espero sinceramente que te sirva de ayuda para calcular los precios de tus clases de autoescuela. La próxima vez que quieras publicar mis textos ó un extracto de los mismos, te rogaría que pidieras permiso por adelantado. Entiende que mis textos están escritos exclusivamente para mi página, y además están protegidos por derechos de autor.
      Estoy segura de que si lees con atención el artículo, no te resultará difícil calcular tú mismo tus precios.

      Por cierto, mi nombre es Sara

  10. Hola, y en el caso de querer montar un centro de quiromasaje, cómo podemos calcular esto, hay algunos gastos que se tienen en cuenta (material higiénico desechable, cremas…) pero cómo valoramos lo demás. Me podrías ayudar??

    1. Hola Elisa,
      Tengo preparado un artículo que explica con un ejemplo muy ilustrativo cómo calcular el precio de tus servicios y lo publicaré en breve. De todos modos entiendo que, si me preguntas ahora, es ahora cuando necesitas la respuesta así que te cuento cómo lo haría yo.
      Verás, lo primero que haría sería calcular el precio mínimo que debería cobrar por mis servicios para cubrir los costes de la actividad (tanto costes fijos como una estimación de los costes variables), pagar más o menos un 20% de impuestos y además llevarme un sueldo a casa. De esta manera, calculamos cuánto debes cobrar para prestar tus servicios y no perder dinero.
      Lo segundo, sería hacer una pequeña investigación de los precios de tu competencia. Si tu servicio es igual que el suyo, el precio máximo de tus servicios no puede superar el precio de los servicios de tu competencia. Entiende que si cobras más que los demás por el mismo servicio, tu negocio no tendrá clientela a no ser que te muestres como algo diferente.
      Con estos dos pasos, tenemos calculado el precio mínimo y el precio máximo que puedes cobrar. Ahora eres tú, querida empresaria, la que tiene que decidir el precio definitivo.
      Espero haberte ayudado,

      Besos,

      Sara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *