Las retenciones, ese misterio por resolver.

Quien más y quien menos está familiarizado con recibos y facturas varias, pero hasta que no comienzas tu vida como empresario, no te encuentras con más retención que la que te puedan hacer en la nómina como empleado por cuenta ajena. Y claro, pasa lo que pasa. Te llega una factura con retención y no sabes muy bien en qué consiste aquello, qué debes hacer con ese dinero ni cómo registrarlo en tu libro de gastos.

En el post de hoy vamos a hablar sobre qué son las retenciones en factura, cómo funcionan, cuándo es obligatorio retener y qué hacer cuando recibes una factura con retención.

¿Qué son las retenciones y cómo funcionan?

Las retenciones son cantidades de dinero que se van pagando a Hacienda de forma anticipada a cuenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Son cantidades que el receptor de la factura ingresa directamente a Hacienda, en lugar de ingresárselas al emisor de la factura y que éste se deducirá a la hora de hacer su declaración de la renta.

Me ha llegado una factura de mi abogado con el siguiente detalle:

Base imponible = 1.000 €

IVA (21%) = 210 €

Retención (15%) = 150 €

Total factura =1.060 €

  • La base imponible (1.000 €) es el gasto que me podré deducir a la hora de calcular el rendimiento de mi actividad (ingresos – gastos) y hacer mi pago fraccionado trimestral de IRPF
  • El IVA (210 €) es el impuesto soportado que me podré deducir en mi declaración trimestral de IVA
  • La Retención (150 €) es la cantidad que en lugar de pagar a mi abogado, le pagaré a Hacienda en su nombre al final del trimestre
  • El total factura (1.060 €) es la cantidad líquida que debo pagar a mi abogado por los servicios prestados

¿Cuál es el tipo de retención a aplicar en las facturas?

Las retenciones a practicar en factura están reguladas por ley y el porcentaje a aplicar dependerá del concepto que se esté facturando. Los tipos de retención aplicables a partir del 1 de enero de 2016 son los siguientes:

  • Retenciones de profesionales

Los autónomos dedicados a actividades profesionales (sección segunda de IAE) deberán aplicar en sus facturas una retención del 15% con carácter general. Los profesionales de nuevo inicio podrán aplicar el tipo de retención reducido del 7% durante el año de inicio y en los dos siguientes.

  • Otras actividades económicas

Los autónomos dedicados a actividades agrícolas, ganaderas y forestales deben aplicar un 2% de retención

Los autónomos en estimación objetiva (módulos) dedicados a las actividades de transporte de mercancías por carretera y servicios de mudanzas, deben aplicar un 1% de retención.

Al arrendamiento o subarrendamiento de inmuebles se le aplica un 19% de retención

Qué hacer cuando recibes una factura con retención

Al igual que deberías hacer con cualquier factura que te llegue, lo primero será archivarla y registrarla en tu listado de gastos para evitar que se pierda o caiga en el olvido. A Hacienda le dará lo mismo si tú no te deduces el gastos pero si no ingresas la retención de las facturas puedes tener problemas.

Al final del trimestre, las retenciones deben ingresarse en Hacienda mediante la presentación del modelo de impuestos correspondiente:

  • Las retenciones de facturas de alquiler deben declararse e ingresarse presentando el modelo 115. Al final del año, junto con la declaración trimestral del cuarto trimestre es obligatorio presentar el resumen anual de retenciones (modelo 180)
  • Las retenciones del resto de facturas (profesionales, autónomos en módulos y actividades agrícolas, ganaderas y forestales) deberán declararse mediante la presentación del modelo 111. Al final del año, será obligatorio presentar además el resumen anual de retenciones (modelo 190)

Después del post de hoy no se admiten excusas. Ya pueden enviarte cualquier factura con retención y por fin no te sonará a chino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *